Congres Arte Fimer

Cerrajería Artístca

España es la cuna del arte

Las pinturas encontradas en las cuevas de Altamira constituyen lo que se estima es la representación de arte rupestre de mayor antigüedad conocido. Y es que el trabajo realizado por los científicos datan estas pinturas con una edad que va de entre 35.000 y casi 41.000 años.

El resultado se obtiene de Altamira, El Castillo en Cantabria y Tito Bustillo en Asturias donde aparte de la tarea de documentar el más antiguo arte de la edad de piedra en Europa, concluyen que la pintura realizada en las rocas situadas en las cavernas fue una importante manera de expresión social entre los grupos humanos.

Muestras artísticas primitivas

Toda la actividad realizada por los antepasados representados en bocetos, símbolos o dibujos compone lo que se denomina arte rupestre y es de estudio ineludible para el conocimiento de nuestra prehistoria.

Para estos primeros habitantes sólo se trataba de dejar huella, con una intención de misterio y magia, para sujetar el alma de los animales del grupo. El movimiento de las manadas de estos animales determinaba el movimiento de la tribu que era eminentemente nómada.

Esta expresión la realizaba el chamán para evitar que las presas pudieran evitar a los cazadores y a su vez infundir fuerza y valor a los cazadores y pudieran matar a su presa, un tipo de amuleto de piedra a través de los cuales los dioses favorecen la posibilidad de proveer de alimentos al grupo.

Tour rupestre en Europa

La UNESCO ha sido el cerrajero o guardián de lo que se considera la más significativa expresión del arte rupestre en la actualidad, la Cueva de Altamira, al declararla parte del Patrimonio de la Humanidad. Esta se encuentra al norte de la península, en el reborde más septentrional de la península ibérica y con cara al mar Cantábrico.

Descubiertas por Marcelino Sanz de Sautuola en 1879 en Santillana del Mar, después de las polémicas surgidas luego de su descubrimiento donde se llegó a decir que eran falsificaciones, son las más trascendentales en la actualidad. El techo se considera “la Capilla Sixtina” del concepto rupestre.

Son variadas las técnicas usadas en sus pinturas por lo que seguramente fueron hechas por diferentes personas a través generaciones manteniendo las siluetas, grabados, raspados, sombreado de carbón y pintado.

Pero el arte no está representado sólo en la sala principal, al continuar hacia las zonas bajas y más reducidas de la cueva, conocida como “la cola”, en esta área se puede visualizar varios signos pintados con carbón vegetal que representan lo que se supone son trampas para cazar.

Antropocentrismo en el levante peninsular

La pintura y representaciones rupestres en esta zona se extienden por gran parte de la coste del mediterráneo, tal vez el clima favoreció el establecimiento de humanos.

El problema que plantea estas representaciones es que los expertos no se han puesto de acuerdo en cuanto a la fecha de su surgimiento. Cabe recordar que a diferencia de la cueva de Altamira que quedó enterrada hace unos 13.000 años lo que ayudó a la conservación en una especie de nicho del arte rupestre.

Caso contrario en el levante que las cuevas no han tenido protección de los efectos degradantes del ambiente durante siglos. Es común encontrarlas al aire libre en los cortes formados por las sierras calizas.

Los métodos utilizados para la pintura son utilizados los tonos rojizos, negro y en mayor medida el blanco.

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *